miércoles, 22 de noviembre de 2017

» Fondo documental » Detalle de documento


SEDE AVILÉS:
Plaza Pedro Menéndez, 3 - 3º B
33402 Avilés (Asturias)
Tel: 985 56 80 61
985 52 07 73
985 56 87 31
Fax: 984 05 28 13

Premio autonom@s 2005
"Empresa joven e innovadora"
FAPEA



Certificada con
el sello e-empresa
Empresa certificada con el sello e-empresa



Red Pacto Mundial
Naciones Unidas
Red pacto Mundial Naciones Unidas



Firmante del
Charter de la Diversidad

Firmante del Charter de la Diversidad



Web promovido por Aviles Ciudad Digital



29/09/2015
El Tribunal Supremo declara abusiva la cláusula del contrato de trabajo que obliga al trabajador a dar su número de móvil o correo electrónico a la empresa.

La sentencia de la Sala de lo Social del TS, desestima el recurso de casación de la empresa promovido por el sindicato CCOO, a consecuencia de la incorporación, por parte de la empresa, en los contratos de trabajo del personal de nuevo ingreso la siguiente cláusula:

"Ambas partes convienen expresamente que cualquier tipo de comunicación relativa a este contrato, a la relación laboral o al puesto de trabajo, podrá ser enviada al trabajador vía SMS o vía correo electrónico, mediante mensaje de texto o documento adjunto al mismo, según los datos facilitados por el trabajador a efectos de contacto. Cualquier cambio o incidencia con respecto a los mismos, deberá ser comunicada a la empresa de forma fehaciente y a la mayor brevedad posible”.

El TS admite que pueden ponerse aquellos datos a disposición de la empresa e incluso “pudiera resultar deseable, dado los actuales tiempos de progresiva pujanza telemática en todos los ámbitos”.

Si bien, se opone a que sea en el contrato de trabajo donde se haga constar cláusulas en donde el trabajador presta su voluntario consentimiento a aportar datos personales, siendo el trabajador la parte más débil del contrato y al ser incluida por la empresa en el momento de acceso a un bien escaso como es el empleo puede entenderse que su consentimiento sobre tal extremo no es por completo libre y voluntario, por lo que tal cláusula es nula por atentar contra un derecho fundamental y debe excluirse de los contratos de trabajo.

El Tribunal Supremo considera que la incorporación al contrato de los datos que se cuestionan, no están exentos del consentimiento del trabajador, ya que no lo están en la excepción general del art. 6.2 de la Ley de Protección de Datos, al no ser “necesarios para el mantenimiento o cumplimiento” del contrato de trabajo según la definición del Diccionario de la Real Academia (aquello que “es menester indispensablemente, o hace falta para un fin”), ya que la relación laboral ha podido hasta recientes fechas desarrollarse sin tales instrumentos.

Tampoco se aplica la excepción al régimen general de datos personales del art. 2.2 del Reglamento de Protección de Datos, que únicamente se refiere al teléfono y dirección electrónica “profesionales”, esto es, los destinados específicamente a la actividad profesional del trabajador.

<Volver